Cartas a Hipólita (desde Érebo)

Cartas a Hipólita (desde Érebo)

Hace ya 3 años que regresé al reino de Érebo, y soy torturado por Nix a cada regreso de ella. Hipnos me prepara de nuevo.

Mi miedo a los oniros, sus hijos, me obliga a resistirle, pero larga es la estancia de Nix, y consigue vencerme horas antes de su partida.

Cada noche se turnan: Una negrura informe me inmoviliza de terror hasta el punto de no poder gritar a pesar de intentarlo. Horribles sueños. Pero al que más temo, al que más odio, es a él. Es a Morfeo. Adopta tu forma, Hipólita, y me hace sentir que duermes abrazada a mi lado. Siento tus labios en los míos, sin recordar qué pasó. Sin importarme. Y aparece el pequeño, saltando sobre nuestro lecho, levantándonos… Y en el apogeo de mi felicidad, me muestra el carro de Helios por la ventana. Ejerciendo toda crueldad, se marcha, recordándome la realidad: Que un día abandoné este lugar en el que me crié, como tú abandonaste Lesbos, para tener un lugar en el firmamento. Pero no era mi destino. En su lugar encontré algo más valioso: encontré mi verdadero hogar, y lo encontré contigo. ¡Malditos los dioses por, de ti, hacerme marchar! ¡Maldito Morfeo! Pues ahora sé qué te hacía anochecer en mis brazos siendo mi señora, y te hacía amanecer siendo, de nuevo, reina de las amazonas: La indomable; La solitaria. La irreconocible reina de las amazonas. ¡Y maldito Pan, maldito Heracles y malditos los falsos héroes! Cuyas formas y recuerdos te traía cada noche. Maldita la herida que no cierra, y la que se me volvía a abrir. En sus búsquedas partí.

Marché para enfrentarlos y destruirlos, y acabé aprisionado, condenado a revivir mi equivoco, y todo aquello que perdí: a ti, mi señora.

Te envío a Hermes, cómplice y testigo. Ya no soy prisionero, pero me niego a salir. Ahora sé que no te podré volver a ver mas que en mis malditos sueños.

Anuncios

Añado Instagram a la lista de redes sociales. En esta ocasión destinaré la cuenta a mostrar trabajos de ilustración y diseño en proceso, y fotografías casuales.

Actualmente entreno para recuperar la destreza y el estilo en este arte que es el cómic, que practicaba desde que tengo memoria, y que hace tiempo me vi forzado dejar a un lado. Pronto añadiré vídeos a un nuevo canal de Youtube dedicado.

Espero que disfrutéis siendo participes de mi evolución.

Más boceteo comiquero. Recuperando el estilo. #marvel #comics #xmen #beast

A post shared by J. Luis Mellado Valle (@jlmelladovalle) on

El final

Hace tiempo me sorprendió (muy gratamente) Miguel Lorente. Al seguir a esta gran persona preclara y que tanto ha hecho (y sigue haciendo) por la Igualdad, descubrí su lado artístico, volcado en una poesía increíblemente sensible y hermosamente melancólica.
Con su permiso, comparto una pequeña muestra de su obra, y recomiendo seguir su blog a todos los que (como un servidor) disfrutamos de este arte tan vilipendiado por (y para) nuestro género.

Cardiopatía poética

Ver la entrada original

La sumisión o el honor (sobre CHANTAJE y PERIODISMO)

La sumisión o el honor (sobre CHANTAJE y PERIODISMO)

Interesantísimo blog sobre etimología. En este artículo se habla sobre el nacimiento de la palabra “chantaje” y su estrecha relación con la prensa.

Profesor LÍLEMUS

Que un medio acusado de mentir se defienda alegando el derecho del pueblo a la información es tan natural como que un restaurante cerrado por tener ratas en la cocina se defienda alegando el derecho del pueblo a la alimentación.

Lo siento por los periodistas aquí presentes, pero las tradicionales malas artes de su profesión están en el origen etimológico de la palabra chantaje. A esta vieja práctica la lengua española la había llamado desde siempre extorsión (extorquere en latín significa ‘obtener por la fuerza, arrancar’), pero en la primera mitad del siglo XIX el concepto adquirió tintes peculiares con la implantación social del periodismo y la creación en francés de la palabra chantage (pronúnciese a la francesa), que pasó al español como chantaje. El término se explica por la expresión faire chanter, ‘hacer cantar’, tomando cantar en el sentido de ‘revelar información bajo presión o tortura’…

Ver la entrada original 1.355 palabras más

Acabo de poner a punto otro proyecto personal enfocado a todos los que disfrutamos de los hobbies ( miniaturas y modelismo), así como de seguir jugando sea cual sea la edad:

Agujero Hobby

Tal como dijo alguien alguna vez: “No dejamos de jugar porque envejecemos, envejecemos porque dejamos de jugar”.

Ojalá, los conflictos y las guerras se  dirimieran sobre una mesa, blandiendo unos dados; y los únicos que las lucharan y sufrieran fueran de plástico o metal pintado.

En contra de toda forma de violencia. Paz.